Skip links

“El equipo de trabajo del proyecto Agree ha sido un inteligente laboratorio de conocimiento y generación de ideas”

A Mario Yoldi, director de Planificación y Procesos Operativos de Vivienda del Gobierno Vasco, le preocupan los problemas derivados de la antigüedad del parque de viviendas de Euskadi. Más de la mitad se concentran en edificios construidos antes de la instauración de los códigos técnicos de edificación y, por supuesto, mucho antes de las modernas regulaciones en materia de eficiencia energética. Y en materia de rehabilitación, el deseo más expresado es la mejora de la regulación térmica de la vivienda y la reducción del consumo, según recuerda Yoldi, quién define el proyecto AGREE como “un inteligente laboratorio de conocimiento y generación de ideas”, con una acertada elección de los tres enclaves en que se va a desarrollar.

P: ¿Por qué decidió el Gobierno Vasco participar en el proyecto Agree? ¿Qué beneficios esperan?
R: El País Vasco cuenta con uno de los parques de vivienda más antiguos de Europa del sur; concretamente el 57% de nuestros edificios residenciales se construyeron entre 1940 y 1980, antes de que se establecieran las modernas regulaciones sobre ordenación y Código Técnico de la edificación, y mucho antes de las recientes regulaciones en eficiencia energética en España. Por lo que tenemos un hándicap importante para renovar y mejorar la calidad habitacional de los hogares.

P: Agree es un proyecto de colaboración público-privada. ¿Qué importancia tiene esta fórmula?
R: La colaboración público-privada en estos términos se hace absolutamente necesaria para abordar proyectos innovadores y sobre todo, replicables. Como administración debemos buscar las mejores fórmulas para hacer extensivas las experiencias exitosas, y este proyecto nos las da. Y tras esta crisis sanitaria, este tipo de trabajos conjuntos, se hace aún más importante y necesario. Los presupuestos van a someterse a grandes limitaciones que debemos acometer de la mejor manera posible. Al mismo tiempo ya han surgido nuevas oportunidades de captación de fondos a través de proyectos innovadores y alineados con las estrategias de desarrollo sostenible en el marco del Plan de Reconstrucción Europea, Next Generation UE.

P: ¿Cuáles han sido los criterios aplicados en la selección de los proyectos-piloto?
R: El equipo de trabajo del proyecto Agree ha sido un inteligente laboratorio de conocimiento y generación de ideas. Los estudios llevados a cabo por Tecnalia, los tres municipios implicados y nosotros mismos, han indicado que debíamos hacer hincapié en los barrios con mayor necesidad de financiación y de rehabilitación agregando demanda y sobre todo, visualizando un espacio futuro mucho más eficiente y acogedor para las familias. El amplio conocimiento de los tres enclaves por parte de los integrantes del proyecto ha sido crucial para su elección. Nosotros sólo hemos podido confirmarlos.

P: ¿Qué volumen residencial existe en Euskadi con características similares a las de estos proyectos? ¿Podría aplicarse en ellos una rehabilitación así?
R: Según la Encuesta sobre Necesidades y Demanda 2019 (ENDV) del Observatorio Vasco de la Vivienda, en 2019 un total de 68.423 hogares, -el 7,7% de los hogares de Euskadi-, tienen necesidad de rehabilitar su vivienda, aunque la demanda se reduce de un modo notable si consideramos que poco más de la mitad de estos hogares (51,9%) ven muy o bastante probable abordar la rehabilitación de su vivienda en los 2 próximos años (35.543 hogares). En cuatro de cada diez hogares (38,7%), la necesidad de rehabilitación se vincula a la necesidad de mantener mejor la temperatura de la vivienda. E independientemente de la tipología de rehabilitación necesaria, en todos los casos se señalan aspectos vinculados a la eficiencia energética, de los cuales, la necesidad de mantener mejor la temperatura de la vivienda es el más repetido (38,7%), seguido por la necesidad de reducir el consumo o coste energético el más señalado (32,3%). Y a todo esto hay que añadir el dato preocupante que, de acuerdo con el registro de Inspección Técnica de Edificios de Euskadi, de los 68.423 hogares con necesidad de rehabilitación identificados en la ENDV de 2019, sólo 31.479 hogares (46,0%) tienen la ITE registrada. Por todo ello, la necesidad es patente y la urgencia para realizar este tipo de proyectos evidente.

P: Han creado un “instrumento financiero especial para la rehabilitación”. ¿Qué esperan conseguir con él?
R: El instrumento financiero especial para la rehabilitación intenta movilizar 30 millones de euros en préstamos hasta 2023 en esta materia. Está dotado de mayores garantías para las entidades de crédito, cubriendo por primera vez riesgos de crédito, lo que permite a éstas conceder préstamos a particulares, comunidades de personas propietarias y otras entidades intervinientes, en condiciones más favorables a las del mercado.

P: ¿Cómo se articularán las garantías de este instrumento?
R: El instrumento financiero especial contará con un fondo de garantía para la cobertura de fallidos, constituido por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda y gestionado por el Instituto Vasco de Finanzas. Se trata de asegurar e impulsar la financiación de actuaciones de rehabilitación de viviendas y edificios, la accesibilidad universal y la mejora de la eficiencia energética, mediante préstamos estandarizados de hasta 18.000 euros por vivienda, en todo tipo de plazos, garantías y tipo de interés, pero siempre con parámetros extremadamente atractivos.

Leave a comment