Skip links

Vitoria-Gasteiz, Donostia-San Sebastián y Basauri seleccionan los barrios en los que promoverán la rehabilitación energética en el marco del proyecto europeo AGREE

  • Cerca de un centenar, construidos entre 1940 y 1970, ubicados en diferentes barrios de Vitoria-Gasteiz, Donostia-San Sebastián y Basauri, podrán acometer su rehabilitación energética y de accesibilidad gracias a las condiciones ventajosas del instrumento financiero aprobado por Gobierno Vasco.
  • Ensanche 21 ha seleccionado el barrio de Adurtza y San Cristóbal para este proyecto en Vitoria-Gasteiz; Donostiako Etxegintza ha hecho lo propio con Intxaurrondo y Bidebi-Basauri con Federico Mayo.

Cerca de un centenar de edificios antiguos de los barrios de Adurtza y San Cristóbal, en Vitoria-Gasteiz; Intxaurrondo, en Donostia-San Sebastián y Federico Mayo, en Basauri, han sido seleccionados por el proyecto europeo AGREE para promover la rehabilitación energética de sus fachadas y solventar problemas de accesibilidad como la falta de ascensor.

La selección de los barrios y edificios, realizada por las sociedades urbanísticas municipales de Basauri (Bizkaia), Donostia/San Sebastián (Gipuzkoa) y Vitoria-Gasteiz (Álava) y sobre los que actuará el proyecto europeo subvencionado por el programa HORIZON 2020, se ha realizado siguiendo el criterio de constituir grupos homogéneos de edificios, construidos entre 1940 y 1970. Además, se han tenido en cuenta otras variables relacionadas con el estado de las edificaciones o con el perfil socio-económico y demográfico del vecindario.

Baja calidad constructiva y mala accesibilidad

En el caso de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, la sociedad urbanística Ensanche 21 ha seleccionado el barrio de Adurtza y San Cristóbal para este proyecto. La intervención en la capital alavesa se realizará en torno a 170 viviendas, distribuidas entre 15 y 20 edificios. Adurtza es un barrio significativo en cuanto a la presencia de construcciones de entre los  años 40 y 70, sin ascensor, ni aislamiento térmico y con una población envejecida, donde el 18% del vecindario es mayor de 65 años y el 8%, supera los 79 años. En el caso de San Cristóbal el 33% de sus casi 6.000 habitantes es mayor de 65 años.

En la capital guipuzcoana, la entidad Donostiako Etxegintza centró la elección en barrios periurbanos de la ciudad, donde se concentra la mayor parte de los desarrollos urbanísticos realizados a partir de los años cuarenta.  El proyecto Agree tomará cuerpo en Intxaurrondo, donde se impulsará la rehabilitación según estos criterios de un número aproximado de 60 portales.

La mayor parte de los edificios residenciales de esta zona -predominantemente residenciales, aunque próximos a zonas industriales-, fueron construidos entre 1955 y 1975, tienen características similares y responden a un mismo diseño y configuración urbana que los hace idóneos para participar en el proyecto AGREE.

En el caso de Basauri, la sociedad Bidebi ha seleccionado el grupo Federico Mayo, en el barrio de Ariz, construido en la década de los cincuenta del siglo pasado por el Instituto Nacional de la Vivienda para iniciar las acciones que impulsen la rehabilitación de edificios desde el punto de vista del consumo de energía y de la accesibilidad. El barrio está habitado por población de edad avanzada. Una quinta parte de la vecindad tiene más de 65 años y un 10%, supera los 79 años.

Instrumento financiero específico

Tras la selección de los barrios por parte de las entidades socias participantes en el proyecto europeo AGREE, se iniciará un proceso de toma de contacto con las comunidades de propietarios para presentarles los beneficios que lograrán con la rehabilitación de los edificios entre los que destacan la mejora de la confortabilidad de las viviendas y de la calidad de vida de las personas residentes, ahorros económicos en la factura de calefacción, y mejora general del barrio.

Además se les informará sobre las ventajas del instrumento financiero específico para este tipo de intervenciones, que el departamento de Vivienda del Gobierno Vasco ha aprobado recientemente y para el que ha alcanzado un acuerdo de colaboración con entidades financieras. A las ayudas del Gobierno Vasco se sumarán las ayudas que ofrecen los municipios en este ámbito.

“Se trata de facilitar el acceso a este tipo de ayudas, a comunidades que habitualmente no lo hacen por desconocimiento de las mismas”, ha resaltado Mario Yoldi, director de Planificación y Procesos Operativos de Vivienda del Gobierno Vasco.

El instrumento financiero del Gobierno Vasco fue aprobado por decreto en diciembre de 2019 para financiar actuaciones de rehabilitación de viviendas y edificios, accesibilidad universal y la mejora de la eficiencia energética. El mecanismo establece un Fondo de Garantía, aportado por el Departamento de Vivienda, que dará cobertura al 16% de cada préstamo fallido. El Instituto Vasco de Finanzas será el encargado de la gestión operativa del fondo, que dispondrá de 30 millones de euros.

Leave a comment